Los julios de Madrid

El domingo 16 de julio de 2017 puede considerarse como histórico para la plaza de toros de Madrid. Domingo de plena temporada taurina en el cual no se ha programado festejo alguno en la primera plaza del mundo. La actual empresa adjudicataria consideró en su oferta la supresión del tradicional festejo dominical, sustituyéndolo por los nocturnos de viernes y sábado de cada semana, como fórmula revitalizadora del verano taurino madrileño.

En la práctica, este tercer fin de semana del mes de julio, como también va a ocurrir en los cuatro próximos, no ha habido festejo nocturno el viernes y sí una novillada con picadores el sábado, a las 9 de la noche, que ha contado con la asistencia de 5.629 espectadores (6.184 presenciaron la anterior del domingo 9).

Los números son fríos. La ausencia de corridas de toros después de San Isidro sigue siendo un freno para que emerjan matadores de los que están ahí, pacientes, con cualidades para reivindicarse. No hay más que fijarse en el ejemplo de Iván Vicente, en la única corrida programada después de feria, el pasado 25 de junio.

Manolo Chopera, empresario de Las Ventas durante la década (prodigiosa) de los ochenta, rompió tópicos de que en Madrid, en verano, no hay manera de llevar público a la plaza. Repasemos carteles que se dieron en el mes de julio de todos estos años para concluir, con añoranza, por qué nos parece que cualquier tiempo pasado fue mejor.

1983:

Antoñete, Manzanares y Julio Robles.

Antoñete, Ángel Teruel y Niño de la Capea.

1984:

Curro Vázquez, Julio Robles y Roberto Domínguez.

Álvaro Domecq, Curro Romero y Rafael de Paula.

1985:

Curro Romero, Julio Robles y Pepe Luis Vázquez.

1986:

Curro Vázquez, Pepe Luis Vázquez y Pepín Jiménez.

1987:

Litri y Rafi Camino, mano a mano de novilleros.

Antoñete, Curro Romero y Rafael de Paula.

1988:

Antoñete, Curro Romero y Manili.

Rafael de Paula, Julio Robles y Ortega Cano.

1989:

Curro Vázquez y Julio Aparicio (presentación novillero), mano a mano.

 

Comentarista de Canal Toros. Colmenareño. Cuando llueve en invierno, lejos de quejarme, pienso: "mejor embestirán los toros".

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *