Quince segundos de silencio y pasando

En ningún otro lugar del mundo, en ninguna otra circunstancia de reverencia a la memoria pasa lo que pasó en Las Ventas pasadas las siete de la tarde del viernes, de otro viernes de cubatas, venga cubatas, pasando de todo, en esto que te tienes que poner de pie por un valiente español en Londres apuñalado en la espalda en plena calle en pleno siglo XXI y, pasando, pasando, un sujeto decide romper a aplaudir y cortar la respetuosa liturgia a los 15 o a los 20 o a los 23 segundos, que no lo cronometré pero así fue que así lo vimos, y no pasa nada.

Un murmullo inaudible de reprobación y la vergüenza: ¿ni un solo minuto completo de silencio puede aguantar este gallinero? ¿Ni uno solo de homenaje para Ignacio Echeverría, el shock de la semana para todos los españoles?

Pero claro que luego imperó la consigna del silencio: cuando salió el segundo torete con cuernos de Adolfo Martín. Ni mu, ni miau.

Pasando.

Periodista de Elindependiente.com. De abolengo paterno vitista y caminista. Vi la alternativa de Pepe Luis Martín.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *